Datos personales

Mi foto
Vilanova i la Geltrú, Barcelona, Spain
Soy abogada, vegana y tengo muchas ganas de vivir la vida. Soy activista por la consideración moral de todos los animales, me enamoran los tatuajes, me fascinan los idiomas, estoy enamorada del amor, me apasiona reír y debatir, nunca digo nunca, no le temo a lo que deseo, soy cinéfila y me encanta la música... y me rijo por algunas premisas como: "¿Por qué no?" y "La vida es el 10% lo que te pasa y el 90% como te lo tomas". Soy feliz. :)

viernes, 30 de diciembre de 2011

Mi opinión al respecto del vídeo "95% veganos: Hipócritas, especistas, vulgares. DENUNCIA".



Es un vídeo muy interesante.

http://www.youtube.com/watch?v=FfWO7kpNKu0&feature=share

Aclaro:

1. Los veganos no tratamos de minimizar la explotación y la crueldad hacia el reino animal, sinó de extender la consideración moral, el respeto y la justícia a todos los animales.

2. Totalmente de acuerdo con el desagrado del hecho que la gente no se identifique en Facebook. No digo que sean unos cobardes, como sí dice el autor del vídeo, pero sí es cierto que yo no permitiría abrir cuentas con nombres falsos y sin ni una sola foto del sujeto. No pediría nombre y apellidos, DNI, dirección y teléfono, pero al menos el nombre de pila y una foto.

3. Faltas de respeto a él por opinar en contra del veganismo: No me gusta nada como generaliza, pero entiendo que opine de esta manera. Yo cuando me adentré en este movimiento también viví situaciones como esta y en mi caso no me echaron atrás porqué yo tenía claros los ideales que estaba asumiendo, pero es muy contraproducente y considero que hay muchos compañeros y compañeras de lucha que deberían sentarse a reflexionar sobre como afrontar situaciones como las de este vídeo. He vivido varias veces, ya siendo activista, situaciones desagradables viendo como otro activista faltaba al respeto a alguien por comerse a otro animal, por vestirlo, por acudir al zoológico... y no son maneras. Nadie merece una falta de respeto, ni tan siquiera un torero.

4. Hostil vs. ofensivo. Totalmente de acuerdo con su explicación y creo que como activistas, no deberíamos ser ni hostiles ni ofensivos pero la hostilidad a veces puede estar justificada. La ofensa, nunca.

5. Generaliza otra vez, dando a entender que todos los veganos reaccionamos de igual forma. Como se suele decir, "Gilipollas hay en todas partes". Me explico, porqué eso es solo una frase hecha. Hay gente respetuosa, tolerante y amable en todos los movimientos sociales y fuera de ellos. Pero también en todos los movimientos sociales y fuera de ellos hay gente intolerante, irrespetuosa y maleducada. ¿Define eso al movimiento en sí mismo? Para nada.

6. Sí quiero aclarar que mí me parece también falso, este chico, cuando habla de su ex-veganismo. Si hubiera sido vegano, como da a entender, por motivos éticos y realmente problemas de salud sobre los que no opinaré porqué no los conozco, le hubiera obligado a volver a tomar lácteos, para él la ideología sería la misma que en su etapa vegana y encima le jodería enormemente tener que tomar lácteos de nuevo. En cambio, él dice "pobres abejas, pobres vaquitas, pobres gallinitas" haciendo mofa, no de los veganos, si no de los demás animales. Premíteme entonces que dude de tus motivos éticos, chico.

7. Generaliza dando por supuesto que solo nos importan los no humanos y no es cierto. Habrá gente a la que sí, pero para mi el veganismo puro es el que incluye a los humanos también dentro de la actitud de respeto que adquirimos en la vida y por suerte muchos somos veganos en el sentido más ámplio, para humanos y para no humanos. No me gusta que generalice porqué no me considero de las que compra ropa de marcas que explotan a humanos y todo eso que comenta. El tema de lo usar ordenadores y tal, eso sí me resulta extremo. ¿Por qué? Voy a poner un claro ejemplo. NADIE puede ser, bajo mi punto de vista, vegano al 100%. Todos alguna vez en la vida tomaremos un gelocatil, usaremos un ordenador, un coche o un teléfono móbil. Entonces ya no somos veganos al 100%. Dicho esto, añadir que no considero que necesitemos mártires en esta lucha. Si por ejemplo en mi caso, usando el teléfono, salvo más vidas de las que quito o si necesito el coche para ir al trabajo, eso para mí es imprescindible. No puedo ni plantearme dejarlo de usar y no es comodidad, es supervivencia mía y de aquellos a los que ayudo. Si me encierro en una cabaña en la montaña con un taparabos, dejaré de ser activista y de salvar vidas. Creo que si ellos pudieran escoger, escogerían que yo usara teléfono móbil. ¿Tanto que nos acusa de fanáticos y radicales y nos recomienda que nos vayamos a vivir a la montaña?

8. Totalmente racional lo que dice de ser hipócrita cuando solo te preocupas por los demás animales, los no humanos. Ojalá todo el mundo lo entendiera y lo pusiera en práctica (y él también, que tampoco lo veo coherente a este chico).

9. En todas partes cuecen habas (además veganas!! juju) y repito, hay intolerantes en todas partes. No puede acusarnos como movimiento por lo que hagan 4 maleducados.

10. Repito su generalización inapropiada, con comentarios como "toda esta gente vegana". Debe aprender a concretar.

11. Comenta estar recibiendo amenazas y yo desde aquí le recomiendo y le pido que ponga denuncias en el juzgado contra todo aquél que lo amenace. Así es como se debe actuar porqué quejarse en youtube no le va a servir de nada y cuando alguien te amenaza, merece ser denunciado.

12. Radicalismo:
- Cualidad de radical.
- Conjunto de ideas y doctrinas de quienes, en ciertos momentos de la vida social, pretenden reformar total o parcialmente el orden político, científico, moral y aun religioso.
- Modo extremado de tratar los asuntos.

Radical:
- Perteneciente o relativo a la raíz.
- Fundamental, de raíz.
- Partidario de reformas extremas, especialmente en sentido democrático. U. t. c. s.
- Extremoso, tajante, intransigente.
- Dicho de cualquier parte de una planta: Que nace inmediatamente de la raíz. Hoja, tallo radical.
- Perteneciente o relativo a las raíces (‖ de las palabras).
- Se dice de cada uno de los fonemas que constituyen el radical de una palabra.
- Se dice del signo (√) con que se indica la operación de extraer raíces. U. t. c. s. m.
- Conjunto de fonemas que comparten vocablos de una misma familia; p. ej., am-, en amado, amable, amigo, etc.
- Agrupamiento de átomos que interviene como una unidad en un compuesto químico y pasa inalterado de unas combinaciones a otras.

Sí, somos radicales, al menos yo lo soy. Voy a la raíz del asunto y son tajante en mis ideales. Y es un honor que me reconozcas tener tanto criterio, gracias. :)

13. Nos llama "Alma pobre e hipócritas y fanáticos". No me siento identificada con ninguna de las tres y soy vegana, así que no generalices.

14. Dicho todo lo anterior y reconocido que hay maleducados e intolerantes en el movimiento como los hay en todo el mundo, también le explico que es un asunto que mueve sentimientos y pasiones y que por suerte o por desgracia estamos vivos y a veces actuamos de forma desmedida y también hay que entenderlo porqué no hablamos de la colocación de farolas en el paseo marítimo, sinó de vidas. Cada segundo que pasa, billones de individuos mueren y en algunos momentos esto nos desborda y desespera. Te pido comprensión a ti y al resto de personas que puedan sentirse como tú.

15. Dice que tenemos falta de fundamentos en nuestra lucha. Ostrás, pues esto me hubiera gustado que lo hubiera extendido algo más, porqué aun no he encontrado A UN SOLO NO VEGANO en los 6 años que llevo como activista, que me haya podido hacer callar dando motivos más válidos que los que doy yo.

16. Respecto a esas frase como "torero quieres ver sangre vé y córtate los huevos", "prefiero a mi perro que a los humanos", "prefiero salvar al cerdito antes que al niño porqué él puede defenderse", "si quieres leche chúpale las tetas a tu madre", comentar que las odio. Las odio profundamente y no salen de mi boca ni con dos copas de más. Para mí denotan falta de respeto y problemas de relación social. Pero una vez más que no generalice. De hecho daros cuenta de que el 70 u 80% de la gente que suscribe esas frases (menos la de la leche, supongo) no son veganos, sinó lo que yo llamo "perrogatistas" conocidos también como "mascotistas" o como mucho apiovolactovegetarianos recientes. Así que como vegana no me identifican esas frases.

17. Habla de la falta de amor por la sensibilidad que tenemos los veganos pero ostrás... los especistas creo que tienen mucha más falta de ese amor, eh...

18. Habla de la inteligencia emocional para relacionarse con humanos y es cierto, habrá gente metida en este movimiento para llenar vacíos afectivos. Me consta que la hay sobre todo en el mundo "perrogatista", pero qué queréis que os diga... son minoría y eso no nos representa y no son mala gente, sinó gente con problemas.

19. Nos llama especistas e incoherentes... sí, ya he dicho que vegano 100% no se puede ser... pero si yo soy especista lo seré en un 10% y hay trillones de personas que lo son al 100% así que creo que no soy yo la que tiene que preocuparse de su especismo...

20. Totalmente de acuerdo con lo que comenta de la discriminación que algunas personas veganas hacen de los demás humanos pero vaya, ya lo he comentado más arriba.

21. Habla del que salva judíos pero come carne, si lo podemos llamar desalmado y todo eso. No, insultarlo no lo insultaremos, pero permitidme llamarlo incoherente.

22. Totalmente de acuerdo con los últimos dos minutos. No se debe dar imagen de alguien que no eres. Sí considero que denota inseguridad y vacío. Pero no se puede generalizar.

24. Dice al final tímidamente que hay gente muy válida y prudente en el movimiento. Gracias, pero si es así repito, no generalices tanto en el resto de tus vídeos. El % considero que no es 95% de veganos hipócritas como dice en el título del vídeo, sinó 15% como mucho.

Viva la libertad de expresión (dentro de unos límites de respeto).  

Laia García Aliaga

jueves, 29 de diciembre de 2011

Balance del 2012. Sí, sí, del 2012.

Lo más visto estos días son balances del 2011. Yo cada fin de año solía hacer un balance de los últimos 12 meses. Esta vez no va a ser así.

Mi balance es para los próximos 12 meses y algunos diréis... ¿Cómo puedes hacer un balance de un tiempo futuro? Pues puedo, señores y señoras, niños y niñas, periquitos y atunes, puedo.

Puedo porqué aunque nunca al 100%, sí en un altísimo tanto por ciento sé que hay determinadas cosas que las viviré próximamente. Así que...

Este 2012...

... me enamoraré y seré correspondida. Viviré una preciosa historia de amor.
... viajaré.
... me reencontraré con personas a las que hace tiempo que no veo y nos fundiremos en un cálido abrazo.
... mi camino se separará del de algunas personas que me rodean.
... mi camino se cruzará con el de aproximadamente un centenar de personas que aun no conozco.
... encontraré a algún amarillo.
... viviré momentos increíbles con amarillos que ya tengo.
... oiré canciones que me harán vibrar.
... veré películas que pasarán a ser de mi top 10.
... viviré más o menos una decena de experiencias únicas que no espero y que me dejarán sin aliento.
... lloraré alguna vez de impotencia, por echar de menos y/o de tristeza indeterminada.
... me sobrepondré y me iré al cine con Javi.
... abrazaré a Laura.
... tiraré adelante el despacho junto a mis padres y a Manel.
... viviré momentos relacionados con el activismo que me harán llorar de emoción y que harán que tiemblen mis manos.
... abrazaré tan fuerte a Yeska, Vagueera y otros animales no humanos que tendré miedo de espachurrarles.
... abrazaré a Sandra como si quisiera fundirme con ella.
... diré muchas veces "te quiero", "te necesito", "lo siento", "te amo", "gracias por existir".
... diré muchas veces "no quiero", "ni hablar", "de ninguna manera".
... sonreiré al menos 355 días en los próximos 12 meses.
... me reiré a carcajada limpia hasta llorar y aplaudir o dar golpes en la mesa.
... me engancharé a una serie porqué me sentiré identificada con alguna historia.
... ganaré juicios.
... perderé juicios ganando experiencia con ello.
... leeré un libro subrayándolo casi entero.
... releeré El Mundo Amarillo, por octava vez.
... regalaré El Mundo Amarillo subrayado y comentado, por sexta vez.
... abriré la caja de mis secretos a alguien especial.
... alguien que me considere especial abrirá su caja de los secretos conmigo.
... aprenderé mucho sobre psicología.
... me querré y cuidaré, me priorizaré y me adaptaré.
... salvaré más de una vida.
... iré a un restaurante bonito, bien acompañada, y me sorprenderé.
... me compraré algo de ropa que me encantará.
... cambiaré la melodía de mi teléfono.
... me ilusionaré, tendré esperanza y conseguiré muchos de mis objetivos.
... me molestaré, cambiaré algunas de mis metas y me desesperaré por mi querida impaciencia.
... mejoraré como persona.
... alguien mejorará como persona a mi lado.
... tocaré la guitarra.
... iré a Port Aventura.
... hablaré por teléfono con gente a la que tengo lejos y que es importante para mí.
... iré a la peluquería.
... iré a algún entierro.
... aprenderé más de 5 cosas que me fascinarán.
... me entusiasmaré con alguien y/o con algo.
... me levantaré sin ganas de ir a trabajar al menos 2 días al mes.
... adoraré en agosto no ir cada día a trabajar.
... veré algún programa del tipo GH, Mujeres y hombres y viceversa, Sálvame... y me echaré unas risas.
... daré charlas sobre especismo, veganismo, respeto, no necesidad, justícia... y a alguien le interesará lo que explique.
... me reiré con las payasadas que hace mi iaia en las fechas señaladas.
... escucharé 30 veces seguidas la misma canción por lo que me hace sentir y por quién me lo hace sentir.
... diré "lo he superado" y me incluirán en la lista.
... me sacaré el primer Dan de karatejutsu, tanbojutsu y si llego a tiempo, el de karatedo también.
... pasaré algunos de mis mejores momentos del año con los compañeros de Artes Marciales, algunos de los cuales son, a su vez, buenos amigos para mí.
... recordaré un beso concreto y/o una carícia concreta y se me erizará la piel.
... compartiré 3 botellas de Lambrusco en una misma cena y seré feliz en mi burbuja temporal.
... imprimiré un álbum de fotos Hohmann precioso con recuerdos de todo el año.
... leeré todo esto dentro de 12 meses y verificaré que todo se ha cumplido.

Os deseo a todos un feliz 2012. Poneros las pilas para que así sea.

http://www.youtube.com/watch?v=pIYvKCfqGB4&feature=related

Laia García Aliaga

viernes, 2 de diciembre de 2011

Ser buen o mal profesor. Ser o no gilipollas. Experiencia personal.



Por petición expresa de mi fantástico público (bueno, solo de mi padre pero seguro que todos estáis deseando leer mi historia jiji) voy a contar hoy dos anécdotas de mi primera etapa universitaria.

Para mí, son el claro ejemplo de lo que significa ser buen o mal profesor (y también de ser o no gilipollas).

En esos momentos estaba estudiando Derecho. Hice dos asignaturas en las que me encontré con determinadas confrontaciones éticas, de principios...

En la asignatura A la profesora era mayor, de derechas, machista, homófoba... y-vete-tú-a-saber-qué-más. En una prueba escrita que nos hizo corregir en voz alta se trataba el matrimonio homosexual, el sexo antes del matrimonio, etc. Pedían fundamentos jurídicos y opinión. Los fundamentos eran los que eran y no pudo haber queja, pero cuando me tocó corregir y leí en voz alta mi opinión... la profesora enloqueció. Fue educada pero vino a decirme que hoy en día todas las chicas jóvenes éramos unas prostitutas que no valorábamos para nada nuestra dignidad y que era una vergüenza. Tras esto, me dijo que yo era partidaria de la sodorra y la gomorra, que se notaba por mi prueba escrita. Añadió que los gays y las lesbianas no debían poderse casar porqué era antinatural, enfermizo... y unas cuantas perlas más. Unas clases antes ya habíamos tenido un encuentro por nuestra disparidad de opinión sobre la eutanasia activa (imaginaréis quien estaba a favor y quien en contra) y bueno, lo sucedido a posteriori ya no me sorprendió. Lo que no estuve fue dispuesta a dejarlo pasar, a callar como hicieron tristemente mis compañeros (todos juventud de 18 a 25 ó 26 años y dos señores de más de 50). Yo le dije que si pensaba suspenderme por mis ideales que me lo comunicara ya y no me hiciera perder el tiempo el resto del trimestre. Le dije que no podía imponernos su criterio y que su mentalidad estaba anclada en el siglo anterior. Me dijo muy seria: "Siéntese señorita y cuando acabe la clase quiero hablar con usted". Yo le contesté: "Hable con quien quiera pero las cosas son así". Y me senté. Al acabar la clase la esperé y me dijo que no se esperaba que la retara en público de esa manera. Yo le contesté que no la había retado a nada, sino que había expuesto mi opinión igual que ella exponía constantemente la suya. Le expliqué que el examen pedía eso, opiniones, y que si las pedía debía estar dispuesta a tolerarlas". Me dijo: "Ya se puede marchar pero que le quede claro que todo acto tiene su consecuencia". Yo le dí las gracias y me marché.

En la asignatura B estabamos hablando del código penal y tocó el apartado referente a animales no humanos. La profesora pasó 25 minutos explicando como le parecía de vergonzoso que se dedicara un espacio a esto. Comentó que matar a un animal no debía estar penado, que había cosas mucho más importantes y que al fin y al cabo era naturaleza humana acabar con el resto de animales. También soltó alguna perla más pero no puedo recordar palabras exactas y no quiero faltar a la verdad pero creo que con lo que he dicho ya, que sí es 100% literal, ya os hacéis a la idea de como me corroía algo inexplicable por dentro. Yo levanté la mano y me dió palabra. Le dije muuuuy pausada y educadamente: "Bueno, esto irá a opiniones... yo precisamente soy activista por los derechos animales y considero que lo vergonzoso es que no se recoja más protección en el código penal". Ella me ignoró y siguió hablando con cara de asco.

Consecuencias:

Al cabo de unos dos meses, llegó el examen de la asignatura A. Curiosamente se hablaba del sexo antes del matrimonio, de los homosexuales... y se nos pidió opinión de nuevo. Reiteré, como imaginaréis, lo que había relatado ya en la prueba parcial anteriormente mencionada y entregué con mi mayor sonrisa. La profesora me recogió el examen muy seria pero amigable. Había estudiado mucho y los fundamentos legales los clavé, pero claro... añadí una opinión totalmente contraria a la suya. Saqué un 9,5.

Al cabo de un mes aproximadamente, llegó el examen de la asignatura B. Era el tercero y el primero que hacía con esta profesora. En los dos anteriores había sacado notables y en este saqué un 4,8. Fui a la revisión con ella. Lo miró y me dijo: uy sí, aquí hay un error de corrección, espera que lo arreglo. Tachó el 4,8 y escribió debajo 4,9. Me miró desafiante y dijo: está ahora satisfecha la defensora de los animales? Si es lo que tiene defender a los osos... que acostumbras a salir perdiendo.

Conclusión: Creo que no es necesario que os diga a cuál considero una buena profesora, una persona íntegra que coincidirá o no con mis ideales pero que supo valorar lo que ella llamó "el reto" que le hice en público y mis ideas claras a tan temprana edad, y a vual considero una gilipollas, pésima profesora, prepotente y chula que se rió de mí y lo logró porqué me cogió en un mal momento de mi vida. Si hubiera pasado ahora, se hubiera arrepentido de por vida. Pero sé que es una infeliz y con eso me basta. :)

Os deseo buenos profesores a todos y pocos gilipollas cercanos.

Laia García Aliaga

martes, 29 de noviembre de 2011

Los Trastornos del Comportamiento Alimentario y las Artes Marciales deportivas, no deportivas y deportes de combate.



LOS TRASTORNOS DEL COMPORTAMIENTO ALIMENTARIO Y LAS ARTES MARCIALES DEPORTIVAS, NO DEPORTIVAS Y DEPORTES DE COMBATE.

Los trastornos del comportamiento alimentario (a partir de ahora TCA), son trastornos psicológicos muy graves. Aproximadamente el 12 % de los afectados mueren, por encima incluso de otras patologías como la drogodependencia (aproximadamente el 9% muere). Por desgracia, los TCA no obtienen la importancia y la cobertura que merecen ni en los medios, ni en los hospitales, ni por parte de la mayoría de la sociedad.

Un TCA aparece debido a muchas carencias o a determinados excedentes internos, como son la imposibilidad de canalizar frustraciones, el perfeccionismo, los traumas infantiles no superados, la incapacidad de interacción social y de aceptación de la realidad, etc.

Los TCA están cada vez más presentes en los deportistas y, algo que me ha sorprendido incluso a mí mientras investigaba sobre el asunto, cada vez están más presentes en los y las practicantes de artes marciales (deportivas o no y deportes de combate). Por este motivo he considerado muy interesante hacer una breve introducción al asunto, para que todos los compañeros, instructores y senseis tengan un mínimo de conocimiento del tema y puedan ayudar a prevenir y a detectar casos de TCA en sus dojos.

Recientes estudios certifican que entorno al 62% de las mujeres deportistas sufren un TCA. El tanto por ciento de los hombres es mucho menor por el momento, pero creciente día a día, siendo en la actualidad de un 22%. El 93% de los que lo sufren, enfermaron en la franja de edad que va de los 14 a los 23 años, pero más de la mitad siguen enfermos pasados los 24. Esto significa que cualquier compañero de dojo es susceptible de sufrir un TCA pero aun más a los que os relacionáis con adolescentes, debéis estar en guardia, nunca mejor dicho.

Los últimos estudios revelan que más de 500.000 personas en España están diagnosticadas de un trastorno alimentario. Aquí hay que sumar otro tanto de casos aun por diagnosticar. Por desgracia, es una enfermedad que demasiado a menudo pasa desapercibida por el entorno. A su vez, el 63 % de artistas marciales o luchadores, enfermos o no de TCA, admiten no recibir ninguna información sobre nutrición u otros aspectos dedicados al cuidado del cuerpo y la mente por parte de sus entrenadores. Si vas a dar clases, es muy recomendable que adquieras algunos conocimientos para poder orientar a quienes se preocupen por el peso. Además, es muy común que los TCA se desarrollen en actividades como las artes marciales o los deportes de combate en cuanto a la competición, puesto que los varemos se miden por el peso.

La hiperactividad es una de las principales características de algunos TCA, como son la anorexia (nerviosa o purgativa), la vigorexia y a menudo del TANE, trastorno alimentario no especificado. La insatisfacción corporal debido a la presión sufrida por familiares o entrenadores en cuanto al rendimiento deportivo del practicante  es uno de los principales motivos por los que alguien caiga en un TCA. Sorprendentemente, en el aerobic y en las artes marciales junto con deportes de combate, es donde más enfermos de TCA se han encontrado en estudios realizados recientemente.

Uno de los recursos más utilizados y que puede ser una señal de alarma para cualquier entrenador, es el uso excesivo de las saunas (para aquellos que dais clase en gimnasios donde hay sauna, puede ser interesante tener este conocimiento). También el ayuno (fácil de detectar en actividades físicas por causar, por ejemplo, mareos y pérdida de capacidad muscular) y el uso de ropa de plástico.

Me resulta muy triste y preocupante saber que el 21,7 % de los entrenadores de aamm y deportes de combate piden perder peso a sus alumnos. La salud siempre debe priorizarse por encima del rendimiento deportivo o de cualquier otro elemento del día a día. Por este motivo pido desde aquí entrenadores, instructores y senseis democráticos y dialogantes que no hagan referencias al peso de los alumnos sin saber en qué estado psicológico se encuentran respecto a ese asunto. Hay que restar importancia al binomio peso-rendimiento porqué a parte de perjudicar al alumno, egoístamente hablando lo perderás, y si confiabas en él/ella y su potencial, todo eso se verá truncado por tus presiones.

Sobre todo en el caso de los y las adolescentes, se experimentan cambios morfológico-pubertales que es necesario explicar y apoyar en su aceptación para evitar trastornos posteriores.

Eso sí, en ningún caso estoy afirmando que la persona afectada de forma directa por un TCA deba abandonar el deporte. Lo que debe hacer es ponerse en tratamiento (para más información, contactar con la Asociación de Ayuda a Afectados por TCA en www.aata2010.org) y será su terapeuta quien le indique si debe o no dejar la actividad física por un tiempo, pero aun así, esta suele formar parte del tratamiento terapéutico y también ayuda a la prevención de la enfermedad. Puede contribuir a la adquisición de hábitos de vida saludables, a tener cuidado de uno mismo y a potenciar capacidades de interacción social y a trabajar en equipo. Cuando el enfermo de anorexia, bulimia, tane, vigorexia, ortorexia u otro tipo de trastorno de la alimentación ya no focaliza el deporte de una forma patológica y está estabilizado físicamente con un peso normalizado, es totalmente terapéutico realizar alguna actividad física y si es en grupo, mejor. Así, se estimulan competencias como la aceptación del cuerpo, la tolerancia y la ayuda a los demás, unas habilidades muy mermadas durante la etapa de más incidencia de la enfermedad.

Hay que tener en cuenta que la práctica del deporte puede ser obsesiva y será entonces un claro síntoma de algún tipo de trastorno. No cierres los ojos puesto que tus compañeros y alumnos, son parte de tu responsabilidad. No les des la espalda y no permitas que tu egoísmo por sacar lo mejor de ellos (egoísmo que no tiene porqué ser negativo ya que a menudo se hace porqué se cree que el alumno así es feliz) los ayude a entrar en el infierno de los TCA.

Mucha salud mental y física para todos.

Vídeos para hoy: hay 5 partes,

Laia García Aliaga

domingo, 20 de noviembre de 2011

Good bye impaciencia.



Hoy me he dado cuenta, no me preguntéis porqué, de lo impaciente que soy... siempre lo supe pero siempre pensé que sería algo pasajero por determinados hechos que vivía en la vida... que cuando todo eso pasara, la impaciencia también pasaría... de hecho me aventuro a decir que durante un par de años en mi vida, fui paciente... pero... ¿y ahora?

Leyendo en internet, acabo de ver:

"La impaciencia se manifiesta de diferentes formas: querer las cosas al instante, no tolerar las situaciones de espera, dificultades para aguardar el turno, etc, y puede aparecer en forma de enfados , rabietas, impulsividad y conductas obsesivas.
¿Por qué se produce la impaciencia? Posiblemente por la conjunción de dos factores, por un lado las dificultades para comprender el entorno, y especialmente los contextos sociales, y por otro la escasa capacidad para autocontrolar la conducta."

Ok... tengo que ponerme manos a la obra... me siento muy identificada con este texto... sobre todo porqué quiero las cosas al instante. Llega un momento en el que lo que me angustia no es el fondo del asunto, sinó pensar en cuánto tiempo tardaré en obtener respuesta.

Aun no sé cómo le pondré remedio, pero lo haré. Tengo que aprender a respirar hondo, a entender que esperar 1 hora, 1 día, 1 semana o 1 año no es una catástrofe.

Para esto, me ha servido mucho uno de los descubrimientos que Albert Espinosa muestra en su libro El Mundo Amarillo, en el que explica que en el momento de recibir cualquier información muy importante, es necesario esperar 30 minutos, o incluso 40, antes de abrir el sobre, leer el mail, oir la noticia, etc. Esto es lo que voy a poner en práctica a partir de ahora mismo.

Siempre 30 minutos. Confío mucho en Albert y la verdad es que estoy convencida de que me funcionará... por lo que hoy no escribo, aunque lo parezca, para explicaros lo que es la impaciencia y como afecta a mi vida... sinó que escribo para despedirme de ella... recomendado también por Albert.

Me despido de ti porque me traes muchos quebraderos de cabeza. Me haces cambiar de estado de ánimo e incluso de opinión en muchos aspectos cada pocos minutos. Me desestabilizas. Me haces correr y actuar de forma impulsiva. No siempre me has ido mal, al revés, te agradezco todo lo que he conseguido en esta vida gracias a ti pero... es hora de probar a vivir sin tu intervención.

Así que ale, estoy impaciente por ver como se vive sin la impaciencia. Ya os contaré! :p

Os deseo mucha paciencia a todos y a todas. :)

Laia García Aliaga

sábado, 19 de noviembre de 2011

Jornada para la reflexión.



Hoy es una jornada para la reflexión. Cada uno debe pensar en sobre qué reflexiona, porque 24 horas no dan para mucho...

A mí no me apetece pensar en política hoy, la verdad... sé que es lo que toca pero no me apetece y me caracterizo por no hacer nada (o casi nada) que no me apetezca.

Yo hoy reflexionaré sobre la sinceridad

Si realizaras una encuesta sobre la importancia de la sinceridad, la gran mayoría de los encuestados te dirán que la sinceridad es imprescindible en una pareja, en una relación de amistad, en el ámbito familiar y algunos incluso añadirán en el trabajo. Yo siempre lo he defendido a capa y espada pero hoy quiero matizarlo... porqué la única sinceridad realmente imprescindible para mí es la sinceridad con uno mismo. Es uno de mis nuevos descubrimientos.

A partir de ahí, sí es cierto que recomiendo que seamos sinceros a los que nos rodean, sean o no seres queridos, porqué en realidad, ¿quién inventó la mentira? ¿Y con qué fin? ¿Y qué le aportó? 

Ahora olvidad el término "mentira"... olvidad de hecho el concepto en sí mismo... ¿cómo explicaríais qué es la mentira sin usar su término ni su concepto? Si no podemos usar el concepto, no podemos decir que mentir es faltar a la verdad ni nada parecido. Yo me decantaría, en este caso, por decir que mentir es perder el tiempo. Así lo definiría yo sin usar ni la palabra ni su significado socialmente conocido. Y tal vez añadiría que mentir es atraer problemas gratuítamente, regalar dolor y decepción.

Cada vez que uno de nosotros va a mentir por algo o por alguien considero que debe analizar muy bien los pros y los contras... pensar en el motivo de su acto de mentir, qué pretende conseguir y, a su vez, las consecuencias (no solo las posibles, sino también las probables y no solo a corto plazo sino también a largo). Una vez realizado este ejercicio mental o escrito en un cuaderno, debemos decidir si queremos perder así el tiempo.

Las mentiras acaban estallando, siempre. No soy capaz de nombrar ninguna mentira en mi entorno que aun no haya salido a la luz y dado problemas a quien la pronunció... y si hay alguna, os invito a esperar 10 años más... 20 años... o toda la vida, para probar que realmente acabará saliendo a la luz y provocando un dolor que no era necesario.

Yo siempre digo que las verdades me duelen una vez, pero que las mentiras me duelen cada vez que las recuerdo. ¿No estáis de acuerdo? Pues no creáis que sois los únicos en sentir eso y añadid este razonamiento a vuestro análisis previo a la mentira que saldrá por vuestra boca (o por vuestros dedos).

Os dejo. Voy a seguir reflexionando...

Os deseo sinceridad a todos, 0 pérdida de tiempo y que regalés solo sentimientos bonitos.


Laia García Aliaga

miércoles, 16 de noviembre de 2011

De lleno en mi mundo amarillo.



Gracias Albert Espinosa por escribir un libro que me ha dado vida, que ha puesto nombre a todo lo que siempre he pensado, sentido e imaginado y que ha marcado un antes y un después en mi vida. Te lo dije cuando te conocí en mi ciudad y te lo repito ahora.

"...el mundo amarillo. Un sitio cálido donde los besos pueden durar diez minutos, donde los desconocidos pueden ser tus mejores aliados, donde el contacto físico pierde su connotación sexual, donde el cariño es algo tan cotidiano como comprar el pan, donde el miedo pierde su significado, donde la muerte no es eso que les pasa a los demás, donde la vida es lo más valioso, donde todo está donde tú quieres que esté."

"Este mundo funcionaría mejor si hubiera más abrazos y caricias...El abrazo amarillo consiste en abrazarse aproximadamente dos minutos. Y sentir la respiración de la otra persona. Es importante sentir la respiración."

"Ver despertar a alguien es media vida amarilla."

Este libro y todo lo que en él se explica me caló muy hondo cuando en mayo de 2010 lo leí por primera vez. A fecha de hoy voy por la quinta lectura del mismo y os aseguro que no soy una devoradora de libros, pero este es mi biblia.

Gracias a este libro creé mi mundo amarillo, empecé a encontrar/reconocer a mis amarillos y a vivir la vida de forma más intensa... o mejor dicho, más real, más de verdad. Gracias a este libro y a Sandra, especialmente.

Ahora por fin entiendo que hay que demostrar los sentimientos, que no hay que tener miedo... a veces me invade de forma temporal pero soy siempre capaz de alejarlo porque como el mismo Albert comenta en su libro, el miedo y el dolor existen porqué así lo creemos y lo creamos. En ningún caso existen ambos conceptos como tales. Y por fin estoy aprendiendo a entender que lo que siento no es miedo, sino impaciencia.

Estoy harta de sentir que quiero un abrazo y no darlo... pero a veces es tan complicado... ¿por qué a los humanos nos cuesta tanto? Los demás animales se comportan según lo que sienten y nosotros solemos incomodarnos cuando alguien llora, cuando nos piden consuelo, cuando nos lo dan, cuando debemos pedir perdón o incluso cuando nos lo piden...

Y creo que tras un año y medio construyendo mi mundo amarillo (que obviamente seguirá en construcción toda mi vida) ya va tocando ponerlo realmente en práctica.

Ahora si quiero verte, te lo pido. Si quiero oirte, te llamo. Si quiero que me ayudes, te pido ayuda y si quiero ayudarte, no me muevo de tu lado. Por fin he entendido que no es justo decidir por los demás y que tampoco lo es adelantar acontecimientos y poner en duda lo que alguien te dice.

Es especialmente triste que las relaciones humanas sean tan complicadas porqué así las hacemos, no porqué esa sea su esencia.

Os invito a todos a leer este libro, esta biblia (palabra muy católica para mí, no? Bueno, ya entendéis a qué me refiero) y a empezar a construir vuestro mundo amarillo. Dejaros llevar, vivid el momento... quiero que riáis, que lloréis, que beséis, que améis, que peleéis...

Y como dice Emilio Duró, del que os citaré algo de forma ámplia otro día... estamos atocinados. Hay que vivir!

Gracias a mis tres amarillos por serlo, simplemente por serlo. :)

Feliz vida amarilla a todos y todas.

Laia García Aliaga

lunes, 14 de noviembre de 2011

El miedo al amor.

Todos en algún momento de la vida le tememos al amor. Al amor de pareja, al de los amigos, al de la familia... en algún momento todos hemos pensado que al amar estabamos siendo vulnerables y que nos arriesgábamos demasiado a sufrir... realmente amar es como jugar con fuego porqué es posible, muy posible, que te quemes.

¿Pero qué sería de la vida sin el amor?

Éste llega cuando menos te lo esperas y a menudo en momentos poco adecuados. El amor es como un tsunami que arrasa con todo lo que encuentra sin que puedas pararlo. No te esfuerces en buscar el origen o en imaginar el final. Es caprichoso y su realidad siempre supera la ficción.

Cuando se te presente, ábrele tus puertas y dale la bienvenida. Escucha lo que tiene que decirte y aprende lo que tiene que enseñarte. Será lo mejor que aprendas en esta vida.

Deja que su calor te invada y ríndete a sus deseos. Besa, toca, siente, ríe, llora... AMA.

Mucho amor para todos.

http://www.youtube.com/watch?v=ktpQLAV26-g

Laia García Aliaga

jueves, 10 de noviembre de 2011

¿QUÉ TE PARECE? ¿TE SUENA BIEN LO QUE LEES AQUÍ? PUES NO HAY NINGUNA DIFERENCIA.



--> Aristóteles: "Las hembras son por naturaleza más débiles y más frías y hay que considerar su naturaleza como defecto natural (...) la mujer en cuanto al hombre, es un elemento pasivo mientras que el macho es un elemento activo."

--> Santo Tomás de Aquino: "La mujer está sujeta a las leyes de la naturaleza y es esclava por las leyes de la circunstancia (...) la mujer está sujeta al hombre por su debilidad física y mental."

--> J. J. Rousseau: "La mujer está hecha para obedecer al hombre. La mujer debe aprender a sufrir injusticias y a aguantar tiranías de un esposo cruel, sin protestar (...) la docilidad por parte de la esposa hará a menudo que el esposo no sea tan bruto y entre en razón."

¿Te escandaliza que alguien pudiera pensar así? A mi sí, aunque soy consciente de la época, pero sí. El pensar que esto era lo común antiguamente me horroriza. El que hoy en día haya quien aun piense de forma parecida a estos grandes pensadores, me desespera.

Pues el sexismo es una discriminación cada vez menos presente en nuestra sociedad. Los activistas, la información, la educación, la legislación... han conseguido que hoy leamos estas sentencias de personajes reconocidos por todos y nos escandalicemos por su contenido sexista.

Pues ahora solo te pido unos minutos para reflexionar... esto mismo pasó con los esclavos de étnia negra y esto mismo ha pasado y aun pasa con los bisexuales, homosexuales y transexuales. ¿Verdad que también te escandaliza?

Si tu respuesta es que no, que nada de esto de perturba, para mi eres un ser injusto, con una ética y una moral que no encajan ya, por suerte, en nuestra sociedad. Pero si tu respuesta es que sí, ahora dedica tu tiempo a pensar en el especismo antropocéntrico, que no es más que la discriminación al resto de animales por no ser de la especie humana.




Como se indica en la primera imagen de mi entrada de hoy, en el sexismo encontramos subordinación, discriminación y desvalorización. Lo mismo se da en el racismo, lo mismo en la homofobia, lo mismo en el sexismo... solo cambiamos sus víctimas.

Llegará el día en que los humanos de esta sociedad recordarán frases de "nuestros ilustres contemporaneos" y se horrorizarán de igual forma que hoy nosotros nos horrorizamos con lo mencionado anteriormente. Por suerte, ya existimos personas que hemos superado la barrera de la especie y que entendemos que en esta sociedad no cabe ninguna discriminación negativa, sea quien sea su víctima.

NINGUNA.



El cambio empieza por uno mismo. Piénsatelo. :)

Laia García Aliaga

miércoles, 9 de noviembre de 2011

SIEMPRE es un SÍ que no quiero que acabe.


Nunca digas nunca. El amor también puede acabar y ese no es el problema, sino parte del proceso de muchos amores. El problema es cuando uno inicia una relación sin pensar que no quiere que acabe.

El Amor. ¿Qué es para mí el amor? Y me refiero al de pareja, en este caso. Considero que la frase de la foto lo describe de forma muy sintetizada y muy clara: No es lo que queremos sentir sino lo que sentimos sin querer.

Para mí, este amor es aquello que sucede cuando:

Alguien se cruza constantemente por tu cabeza y te hace volar la imaginación.

Al oír su nombre todo es de otro color y no puedes evitar sonreír.

Lo deseas, sea o no fiel al estereotipo que siempre imaginaste, lo deseas con todas tus fuerzas.

Cuando has quedado con él/ella, notas como de camino, tus piernas se aceleran.

Cuando te da un beso se estremece todo tu cuerpo.

Oyes su voz y te invade la paz.

Imaginas tu vejez a su lado.

...

Podría añadir mil sentimientos más pero no es en lo que quiero centrar esta entrada. Prefiero hacer referencia ahora al "Siempre". Yo tuve pareja muchos años y nunca le dije "Nunca te dejaré", "te amaré por siempre" y todas esas frases de película que me consta que muchas parejas sí se dedican. Mi ex pareja ya me conocía, por lo que esto nunca la hizo dudar de la pureza de mis sentimientos, sino que agradeció mi sinceridad. Yo sí le decía "no quiero separarme nunca de ti", "quiero envejecer a tu lado". Eso sí lo sentía y hablaba en presente. Nunca en futuro. Hoy quiero hacer referencia a eso... ¿por qué parece que hay que mentir a tu pareja y está socialmente aceptado hacerlo, para que no se emparanoien y te dejen? ¿Por qué, sobre todo las chicas, necesitan promesas de amor eternas? ¿Acaso ellas pueden prometer que nunca se desenamorarán de tí?

Me parece muy triste que se viva una relación basada en el futuro puesto que deberían todas vivirse en el presente. Y por favor, no demos las cosas por sentado y tampoco nos sentemos a esperar. Me explico: si le has dado tu teléfono y no te ha llamado no des por supuesto que no le gustas, que se ríe de tí y que eres solo un juego para él/ella. Puede ser eso, claro que sí, pero también podría estar muy ocupado/a, haber perdido el número, tener una desgracia familiar y no estar "para cuentos"... hay mil opciones y no todas negativas para ti. Por otro lado, ¿no tienes tú dedos para marcar su número en tu teléfono?

Estos últimos meses varios chicos (los gays no cuentan) con los que me relaciono a diario por h o por b, me han comentado lo difícil que es su papel a la hora de conquistar a una chica y no les quito razón. De hecho, en el libro "Tu sexo es tuyo" se explica cómo se ha impuesto a los chicos que deben llegar a unos estándares, cumplir con unos mínimos y estar siempre a la altura, hecho que les provoca estrés y a menudo les entorpece conseguir esas metas. Y lo mismo sucede con las mujeres. ¿Por qué no pueden el amor y el sexo ser algo fluído, natural, práctico, sensorial...? Dejémonos de tanta teoría/tontería. Cada pareja es un mundo y cada persona es un mundo también. Dejemos de decir "uy estos van a durar dos días, fíjate que los fines de semana en vez de salir juntos se van cada uno con su grupo de amigos". Ok, puede que a mi me parezca bien para MI RELACIÓN DE PAREJA o no, pero eso no significa que no pueda haber parejas que establezcan esa cláusula en su contrato tácito del amor y que sean tremendamente felices toda la vida gracias a ello.

Os recomiendo que viváis cada relación al máximo, que no os preocupéis de determinar si es un/a amigo/a con derecho al roce, un rollo, "os-estáis-conociendo" o tenéis una relación seria. Centraros mejor en disfrutarlo hasta límites insospechados y el tiempo y vuestros propios actos os encasillarán en una de las anteriores categorías, pero nunca lo harán las palabras.

Y mi canción para hoy:

http://www.youtube.com/watch?v=ZeuAJjd6RHw&feature=fvst

Por fin he encontrado un remedio infalible que borre del todo la culpa. No pienso quedarme a tu lado mirando la tele y oyendo disculpas. La vida me ha dado un hambre voraz y tú apenas me das caramelos. Me voy con mis piernas y mi juventud por ahí aunque te maten los celos.

Ni tipos muy lindos ni divos ni niños ricos, yo sé lo que quiero:

¡¡¡PASARLO MUY BIEN Y PORTARME MUY MAL EN LOS BRAZOS DE ALGÚN CABALLERO!!!!

Laia García Aliaga.

martes, 8 de noviembre de 2011

Lo que he aprendido en los últimos años.



Estos últimos dos años he aprendido:

Que la vida sigue, por suerte.

Que un gato puede ser tu mejor amigo.

Que hay que cuidarse.

A amar aun más que antes.

Que alguien puede convertirse en tu amarillo en pocos segundos.

A priorizar.

A priorizarme.

A abrazar.

A dejarme abrazar.

Que las artes marciales son más bonitas de lo que yo había visto en los últimos 10 años.

Que tu verdadera familia la escoges tú.

Que yo hace mucho que escojo la mía.

Que he nacido para ser activista.

Que he nacido para luchar contra el especismo.

Que coquetear no es malo.

Que llorar no es malo.

Que la palabra "vulnerabilidad" no tiene porque ser siempre negativa.

Que soy vulnerable.

Que hay que ser uno mismo le pese a quien le pese.

Que tengo un pelo precioso.

Que cuando te critican por ser tú mismo, si te tomas un tiempo para analizar al que te critica, siempre te das cuenta de que lo hace por envidia, porque él no se atreve a ser él mismo.

A sentarme a hablar claro con quien me importa, antes de perderlo, aunque eso signifique sentirme desnuda delante suyo.

Que si te tatuas algo especial, no importa el dolor.

Que el que alguien no te quiera como tú deseas, no significa que no te quiera con todo su corazón.

Que no puedo vivir sin cine.

Que no puedo vivir sin música.

Que en las dos frases anteriores lo correcto es cambiar "puedo" por "quiero" porque en esta vida yo puedo hacer lo que quiera.

Que hay que coger de cada uno lo bueno que te da y punto.

Que si algo no te apasiona no debes hacerlo.

Que debes apasionarte por todo lo que hagas.

Que la amistad tal y como siempre la he concebido, se da en escasísimos casos.

Que el amor y lo que este te hace sentir es totalmente maravilloso.

Que las casualidades no existen.

Que a veces se gana más a lametones que a mordiscos.

Que no hay que ser tan políticamente correcto.

A no huir de lo que me asusta... a enfrentarlo. A ganarlo.

Que una botella (o cinco jaja) de lambrusco con mis compañeros de Artes Marciales sabe inmejorable.

A improvisar.

A pedir ayuda.

A dejarme ayudar.

A dejarme llevar.

A ceder el control de mi vida a otro cuando así ha debido ser.

A retomar el control cuando así ha podido ser.

Que uno puede ahogarse en sus propias lágrimas.

Que uno puede levantarse después de una fuerte caída.

A opinar sin miedo a que el otro se enfade.

Que si algo no me apetece, no me apetece.

Que la vida no es aquellos momentos que te dan aire, sino aquellos que te quitan la respiración.

Que es fácil hacer un buen regalo.

Que un beso puede ser el mejor regalo.

Que a veces el mejor momento del día no es el beso, el abrazo, el sexo, la palabra... sino como te cogen y te acarician la mano.

Que el dinero es extremadamente necesario para vivir en este, nuestro aquí-y-ahora.

Que no sé vivir sin dinero.

Que en Catalunya nos gustan los toros, pero vivos.

Que ser vegano no es una opción, sino un deber ético.

A estar conmigo misma.

A estar acompañada.

A aceptarme y quererme.

A aceptar y querer a los demás.

A tener paciencia.

A bailar como si nadie me estuviera mirando.

A confiar como si nunca me hubieran herido.

Que ser abogada es del todo vocacional.

Que el iphone es un gran invento.

Que los celos no traen nada bueno.

Que toda pérdida es una ganancia.

Que hay que luchar y no sentarse a esperar.

Que la realidad objetiva no existe.

Que hay que gozar de la culpa.

Que alguien puede ser especial para ti sin haberlo visto en persona.

Que la psicología es más bonita de lo que esperaba.

Que por el interés te quiero Andrés.

Que cada uno tiene su propio círculo de responsabilidades y no debes sentirte mal si otro no cumple con las suyas.

Que sí he podido cambiar en mí todo aquello que tanto daño me hacía y que creía que nunca cambiaría.

Que se puede echar de menos a alguien que duerme en tu sofá.

Que por fin soy feliz.

Gracias a todos los que me habéis enseñado todo esto en los últimos años porqué sigáis o no en mi vida, me habéis hecho lo que ahora soy. Y gracias a mí misma por haberme inmerso en este viaje que pronto cambiará de nuevo y por haber sido tan fuerte y tan valiente con todo lo que ha pasado estos últimos tiempos.

Vídeo para hoy:

http://www.youtube.com/watch?v=8yc_ZAQfISs

No os lo perdáis.

Laia García Aliaga

lunes, 7 de noviembre de 2011

Las Artes Marciales y la autoestima.



LAS ARTES MARCIALES Y LA AUTOESTIMA

Lo principal antes de explicar qué relación tienen las Artes Marciales con la autoestima de los humanos, es tener en cuenta que uno puede practicar un Arte Marcial, o puede vivirlo. Si eres de los que lo practican, es más que probable que para ti sean un deporte. En este caso, te ayudarán o perjudicarán igual que lo harán el fútbol, el básquet, el balonmano o el patinaje artístico, si también los consideras deportes. Por otro lado, existimos los que vivimos las Artes Marciales, que somos aquellos que las consideramos un estilo de vida (algo mucho más profundo que un deporte). Basándonos en este segundo grupo de individuos, cabe decir que las Artes Marciales, en todo caso benefician al artista marcial.

Por un lado, vivir las Artes Marciales significa verte inmerso en un mundo de filosofía donde el respeto, la humildad, el honor, el coraje y la voluntad priman ante la competición, la prepotencia, el alarde y la intolerancia. Es obvio que una de las finalidades de tu práctica es saberte defender, pero su consecuencia final es mucho más amplia.

A base de mucho entreno y más lectura, uno aprende a sentirse parte de un grupo (y si es como el mío ya tienes todo lo que necesitas, os quiero, chicos). El ser humano necesita sentirse parte de algo, es vital para un ser tan social como nosotros el formar parte de una colectividad con intereses semejantes a los nuestros. Esto te demuestra que tienes un lugar en este mundo y que has nacido para algo. A partir de aquí, todo en tu interior mejora entreno tras entreno, encuentro tras encuentro. Poco a poco vas descubriendo en ti sensaciones que desconocías y se van instalando en tu interior valores que no habías aprendido fuera del dojo. El vivir un Arte Marcial puede pasarte de intolerante a tolerante, de cobarde a valiente, de triste a alegre, de irresponsable a responsable, de inconstante a perseverante, de irrespetuoso a respetuoso…

A medida que pasan los entrenamientos, sientes como cambias por dentro y por fuera. Solo debes aprender a escucharte. Te socializas dentro de un grupo, como ya hemos comentado. Sientes que vales para algo, que realmente sirves, lo hagas mejor o peor, pero lo haces con ilusión, empeño y ansias de mejorar. Aprendes a relacionarte con el sexo opuesto (sobre todo si eres chica, porqué la mayoría de compañeros son hombres, habitualmente). Aumenta tu autoestima y tu autoconfianza. Te enorgulleces de tus logros y no desfalleces ante la adversidad. Aprendes el valor del compañerismo, de la ayuda y de la crítica constructiva. Aprendes a no envidiar, a no competir y a admirar al otro. Valoras al prójimo y lo tratas mejor de lo que lo habrías tratado anteriormente. Creces como persona a la vez que creces como artista marcial.

Puede parecer una paradoja que vivir las Artes Marciales te enseñe a vivir en paz y armonía con quienes te rodean, mientras en el dojo practicas técnicas de golpe, agarre, luxación, proyección… pero así es. Tú te vas sintiendo cada día más preparado para afrontar un conflicto fuera del tatami pero siempre con las ideas de “pelear sin pelear”, “combatir sin herir”, y si es necesario intervenir, “luchar para ganar”. Ideas que he tenido la suerte de aprender de compañeros y simpatizantes de la IBF.

Un artista marcial íntegro y puro nunca provocará una pelea, nunca reaccionará de forma desproporcionada y aun menos alardeará de sus conocimientos para la defensa o el ataque. Simplemente porque no lo necesita. Se siente bien consigo mismo y con su alrededor y se siente preparado para evitar confrontaciones. Eso significa que ha adquirido el grado suficiente de capacidad para autoprotegerse y para evitar el peligro. A su vez, un buen Sensei (como el mío y como el resto de compañeros de la IBF, entre otros) nunca te enseñará lo contrario, sino que fomentará en ti la actitud de respeto hacia todo y hacia todos. Un buen Sensei se enorgullecerá de otorgar Kyus y Danes a sus alumnos y lo hará teniendo en cuenta no solo la técnica, la fluidez, la rapidez y la fuerza de su alumno, sino dando la misma importancia al interior del mismo, que a esos aspectos que recién mencionamos. Que un alumno tenga una técnica buenísima, sea rápido y fuerte y ejercite las técnicas con fluidez, quedará totalmente tachado si no es un artista marcial con valores sociales y de compañerismo. No hay que proteger solo el cuerpo, si no también la mente y el espíritu.

Os relato a continuación una historia que refleja a la perfección, bajo mi punto de vista, la actitud que alguien que vive las Artes Marciales debe tomar frente a estas e incluso frente a la vida en general. Espero que la disfrutéis tanto como yo.

Un joven muchacho viajó a través de Japón hacia la Escuela de un famoso artista marcial. Cuando llegó al Dojo le fue dada una audiencia por el sensei.
- ¿Qué esperas de mi? - preguntó el maestro.
- Espero ser su estudiante y convertirme en el mejor karateca de la isla. - el joven replicó.
- ¿Cuánto tiempo debo estudiar para conseguirlo? - dijo el joven.
- Diez años, como mínimo. - el maestro contestó.
- ¡Diez años es mucho tiempo! - dijo el muchacho.
- ¿Qué hay si estudio el doble de duro que el resto de los otros alumnos? - añadió.
- Veinte años entonces - replicó el maestro.
- ¡Veinte años! ¿Qué hay si practico día y noche con todo mi esfuerzo?
- Treinta años. - fue la respuesta del maestro.
- ¿Cómo es que cada vez que digo que trabajaré aun más duro, usted me dice que me llevará aun más tiempo? - el joven pregunto.
- La respuesta es clara, hijo. Cuando un ojo apunta a un objetivo, solo queda un ojo libre con el cual hallar el camino para conseguirlo. 

Definitivamente, esta es la mejor frase con la que puedo terminar este artículo. Gracias a todos los que forman parte de mi grupo, gracias a mi Sensei y gracias al resto de compañeros con los que comparto tatami de vez en cuando. Lo que se aprende a vuestro lado, no se paga con dinero.

Laia García Aliaga
1er Kyu de Karatejutsu,
Tras practicar Artes Marciales durante unos 11 años y tras vivirlas desde hace unos 10 meses.

domingo, 6 de noviembre de 2011

Los "vistos", los "conocidos", los "apreciados", los "amigos", los "amarillos".



La Amistad es algo que atraviesa el alma. es un sentimiento que no se te va. No te digo como pero ocurro justo cuando dos personas van volando juntas. Y no habrá distancia, no la habrá, ni desconfianza si te quedas en mi corazón ya siempre. Porque en cada sitio que estés, porque en cada sitio que esté, en las cosas que vives yo también viviré. Nos encontraremos unidos. Abre bien los brazos, mándame un aviso, no te quepa duda, yo te encontraré. No estarás ya solo.”

http://www.youtube.com/watch?v=Q0PqILAGUsk&ob=av2e

No sé porque, pero tienden a decirme que mi visión de la Amistad es muy peculiar y muy extraña. Hoy han usado la expresión “muy sentida”. Puede ser.

Para mí existen varias categorías en las que colocar a los humanos que nos rodean. Yo tengo “vistos”, “conocidos”, “apreciados”, “amigos”, “amarillos”…

Los “vistos” son aquellas personas a las que tienes vistas, es decir, de las cuales no sabes nada o casi nada pero sí las reconoces físicamente.

Los “conocidos” son aquellos con los que has entablado conversación, siempre algo impersonal y esporádico. Puede que incluso haya sucedido solo una vez. Son esas personas que si te ven por la calle te saludan, por lo que no puedes incluirlos en la categoría de “vistos” pero tampoco en otra que implique sentimiento, como son las tres siguientes.

Los “apreciados” son los que fueron conocidos y ahora, les tienes aprecio e incluso puedes quererlos. Quizá los ves cada día en el trabajo o quizá viven a 3.000 km de distancia y solo habláis por Internet, pero lo importante es que les tienes aprecio y sabes algo de ellos. Les deseas lo mejor, te apetece verlos o hablar con ellos… pero no ocupan un amplio espacio de tu corazón.

Los “amigos” son la familia que has escogido. Son humanos en los que piensas a lo largo del día, a los que deseas ver, con los que necesitas hablar sea de algo bueno o de algo malo, a los que no puedes evitar serles sincero/a, con los que te lo pasas bien en cualquier lugar, a cualquier hora y haciendo cualquier cosa. A ellos no los aprecias, sino que los quieres. Con todas las letras. A unos más que a otros quizá, porqué dentro de la categoría “amigos” tenemos varios niveles, pero los quieres de corazón.

Los “amarillos”, encontraréis la definición que da su descubridor, Albert Espinosa, en el libro El Mundo Amarillo, pero yo, tras haberlo leído 5 veces y estar ya en la 6 (es mi religión ese libro, junto con el veganismo) daré mi definición personal, lo que Albert ha conseguido que signifiquen para mí los amarillos:

-          Son humanos que marcan la diferencia en tu vida. Con ellos existe una conexión especial. No son a los que más quieres necesariamente, tampoco familiares, parejas, amigos… pueden o no pueden ser de esos ámbitos. Un amarillo puede ser alguien con quien te cruzas en un tren y con quien compartes conversación 1 hora. Hay muchas formas de ser amarillo, pero es muy difícil conectar así con alguien, por lo que yo, por ahora, tengo 3 amarillos. Hay alguno más dudoso, pero aun tengo que acabarlo de averiguar. Añado, de mi propia cosecha, que yo creo que tienes que haber conocido a alguien en persona para que sea tu amarillo. Los amarillos no son tus amigos, si no un eslabón más evolucionado. Quizá ahora ya ni os habláis, quizá te decepcionan con el tiempo, quizá estaréis juntos toda la vida… repito que no se es más o menos amarillo según se quiera más o menos a alguien. Es algo que se siente. Conoces a esa persona y algo dentro de ti cambia para siempre. Toda tu vida cambia para siempre.

Dicho esto… lo siento. No contemplo que alguien diga que somos amigos y esté sin saber de mí tres semanas. Vida solo hay una y a diario nos pasan cosas, buenas y/o malas. Si no las compartimos con los amigos, ¿con quién las compartiremos? No se puede pasar toda una vida solo con la pareja, solo con los padres o solo con un amigo. Debe existir compenetración de todas las categorías de humanos que nos rodean y considero que no se debe vivir sin amigos. Si me tienes aprecio, te gusta que todo me vaya bien, te alegras de verme de vez en cuando… no soy tu amiga, sino tu apreciada. Seré tu amiga si además, sientes necesidad de asegurarte de que todo anda bien en mi vida, así como de contarme como va en la tuya. Si te acuerdas de mi cada semana sin excepción, si piensas en llamarme cuando algo en tu interior se agita, si haces esas pequeñas acciones que nadie hace porqué no me conocen como tú.

¡Y no es ni bueno ni malo todo esto! ¡Que ser “apreciado” está muy bien! Solo que me enerva que se confundan términos y, por lo tanto, se pierda el verdadero contenido de lo que yo considero que es la Amistad.

Os deseo mucha amistad y algún que otro amarillo en la vida. Y si esa amistad además es con vuestra pareja... podéis saltar de alegría. 

Laia García Aliaga

lunes, 24 de octubre de 2011

La felicidad.


Buenos días a todos!

Hoy comparto con vosotros esta imagen que encontré por internet hace unos tres años y que siempre me ha transmitido mucha positividad, ¡a ver si con vosotros hace lo mismo! :)

A menudo los humanos nos planteamos si somos o no felices, qué nos haría felices e incluso qué es la felicidad. Pues yo creo que la respuesta no es la misma para todos nosotros, puesto que para cada uno la felicidad consistirá en sucesos determinados, pero sí considero que hay unos términos más o menos generales para llegar a ser feliz en la vida y hoy quiero hablar de ellos:

1. Relativizar: hay que meditar sobre lo que nos preocupa y quitarle la suficiente importancia como para que deje de preocuparnos. La preocupación es un sentimiento bastante inútil que lo único que consigue es afligirnos. Cuando un hecho concreto nos hace sentir mal, debemos averiguar porqué y buscarle solución. A veces, la solución pasa por que hagamos o dejemos de hacer algo y otras veces la solución para por dejar de darle importancia a ese hecho y continuar viviendo sin hacerle el más mínimo caso.

2. Objetivizar: cuando algo nos quita el sueño, debemos analizarlo como si nos lo contara un vecino. Debemos ser capaces de atribuir la responsabilidad (que suele ser compartida) a diversos sujetos entre los que estamos nosotros mismos, puesto que nosotros nunca somos del todo inocentes. Cuando eres capaz de analizar una situación que te ocupa, de forma objetiva, te es más fácil relativizar.

3. Socializarse: el ser humano es un animal social así que si no eres social, es porqué probablemente tengas algún problema. La regla general es que los humanos necesitemos el contacto con el resto de la sociedad y de ello podemos sacar muchos beneficios que nos acercarán más a la felicidad. Debemos confiar y desconfiar por igual, en su justa medida. Debemos pedir y ofrecer ayuda, también en su justa medida. ¿Que cuál es la justa medida? Cada uno tiene la suya. La que no te provoque estrés, la que te aporte solamente beneficio psicológico. Busca tu justa medida y aplícala en tu vida.

4. Aprender a perder y entender que toda pérdida es una ganancia: Mi biblia, "El Mundo Amarillo" de Albert Espinosa, un inspirador para mí. Os recomiendo este libro a todos. A mí me ha aportado mucho para mi crecimiento personal y espero que os aporte lo mismo. Tenemos que saber que perderemos en esta vida TODO lo que ganemos. Perderemos a los seres queridos (porqué se separen nuestros caminos o por la muerte). Perderemos las pertenencias (porqué las perdamos, nos las roben, se estropeen...). Perderemos los recuerdos (porqué la memoria tiene un límite). Perderemos incluso nuestra propia vida cuando muramos. Por lo tanto, el énfasis no debe ponerse en cuando se pierde si no en cuando se gana. Y cada vez que perdemos algo, ganamos otra cosa. Por ejemplo cuando perdermos un ser querido, ganamos en madurez, fuerza, saber estar, recuerdos, espacio vital para más seres queridos... Cuando perdemos un teléfono ganamos capacidad de aceptar lo que sucede, lugar para otro teléfono, posibilidad de respirar hondo y seguir siendo feliz... Así que céntrate en las ganancias y no en las pérdidas. 

5. Aceptar los cambios que plantea la vida: mi pareja no se comporta como antes, mi relación con mis padres ya no es la misma, en mi trabajo las cosas empiezan a no funcionar, mis amigos están algo distanciados de mi, no voy bien de dinero... soy un desgraciado. ¿Quién no se ha sentido nunca así? Vivir es afrontar cambios a diario. Alguno sin que nos demos ni cuenta. Ponerse de espaldas a los cambios te lleva directamente a la infelicidad. Uno tiene que vivir a tope los momentos positivos porqué como he dicho antes, se acabaránn (todo lo que ganas lo perderás algún día). Así que cuando algo bueno acabe, acéptalo, sonríe y vive con ilusión esperando el siguiente cambio positivo.  

Realmente hay más puntos a tener en cuenta, pero con estas 5 claves uno ya puede irse acercando a su ideal de felicidad. Lo más importante para llegar a ser feliz es entender que la felicidad no es un estado permanente de alegría y buenas notícias en la vida, si no la mezcla perfecta entre lo bueno y la aceptación de lo malo. Eso es la felicidad. :)

Sed felices.

Laia García Aliaga

miércoles, 12 de octubre de 2011

Psicología y experimentación animal.



La experimentación con animales no humanos ESTÁ SIEMPRE INJUSTIFICADA bajo mi punto de vista, pero hoy voy a centrarme en lo que tengo sobre la mesa, que es la psicología.

Estudiando, estudiando... la menda aquí presente llega al artículo 35 del Código Deontológico de Psicólogos del Colegio de Psicólogos de Catalunya y lee: "En la experimentación con animales se evitará o reducirá al mínimo el sufrimiento, los daños o las molestias que no sean imprescindibles y justificables en atención a fines de valor científico y humano".

Y la misma menda se pregunta:
1. ¿A quienes hacemos referencia con la palabra "animales"?
2. ¿Qué es evitar o reducir al mínimo?
3. ¿Qué es sufrimiento, daños y molestias?
4. ¿Qué es imprescindible y justificable?

1. Animales somos TODOS, los humanos y los no humanos. Si quieres experimentar con algún animal, pídele permiso y que consienta. Por lo tanto, experimenta con humanos que lo acepten y deja a los demás en paz.

2. "Evitar o reducir al mínimo" es otra de las redacciones ambiguas que el legislador establece para limpiarse las manos y sacarse el muerto de encima. Ese mínimo no está desarrollado por ningún reglamento por lo que cada humano que experimenta con otros animales decide si el dolor, el sufrimiento, los daños y las molestias que sufre ese individuo en ese momento son pocos, muchos, suficientes...

3. Si le preguntas a ese humano que está experimentando/torturando con/a otros animales, te dirá que es sufrimiento, daño y molestia el clavar agujas, amputar miembros... quizá con suerte admitirá que también lo es propinar descargas eléctricas... Si me preguntas a mí, te digo que el animal sufre, sea humano o no lo sea, desde que lo capturas/crías/creas para disponer de su vida a tu antojo. Está demostrado a través de la etología que todos los animales sufrimos el dolor físico, pero que al a vez, todos conocemos la alegría, el estrés, el miedo, la preocupación, etc. Por lo que te aseguro que cuando coges a un mono o a una rata, lo encierras en una jaula, lo transportas, lo metes en un cubículo, haces ruído a su lado, lo dejas a oscuras, etc., está sufriendo y no necesariamente has tenido que hacerle sangre para ello.

4. Imprescindible y justificable es para mí tener un motivo ético que te avale a la hora de comportarte de determinada manera y, así, llevar a cabo lo necesario para que se cumpla tu cometido. Imprescindible y justificable no es, para mí, dejar de lado la ética y la consideración moral hacia todos los animales y dedicarte a disponer de sus cuerpos y de sus mentes... de sus vidas. Un fin científico o humano, como se menciona en el Código, no es para mi motivo que lo justifique. Ya se ha experimentado suficiente. Ya se han cobrado demasiadas vidas. Ya se han repetido suficientes experimentos de forma innecesaria solo por intereses económicos. Ya hemos evolucionado lo suficiente como para limitarnos a experimentar con humanos, sintéticos y células clonadas. Las enfermedades que van apareciendo, tanto físicas como mentales, son fruto de la sociedad en la que vivimos y de como maltratamos nuestro planeta. ¿Qué culpa tienen los demás animales de nuestros actos? ¿Vamos a seguir haciéndoselo pagar a ellos con su propia vida?

No entiendo qué experimentos quedar por hacer en la comunidad de psicólogos... no entiendo que, aun y quedando experimentos por llevar a cabo, se permita hacerlo con individuos a los que nadie les pide permiso. ¿Por qué? ¿Será que los consideran inferiores? ¿En qué se basan para tal consideración?

Perdónanos por ser una especie subdesarrollada.
Perdónanos por decir que somos racionales pero no ser capaces de entender que tu vida vale lo mismo que la nuestra.
Perdónanos por abusar de ti.
Perdónanos por considerarte un recurso, una mercancía, otro material más de laboratorio.
Perdónanos por no estarte salvando ahora mismo.
Perdónanos por no ser tan bellos como tú, por dentro y por fuera.

Laia García Aliaga

martes, 11 de octubre de 2011

Hoy estoy indignada.



Últimamente estoy viviendo situaciones debido a mi profesión que me están indignando profundamente. Supongo que es con lo que me encontraré a diario el resto de mi vida, pero me cuesta vivir con ello.

Para ser más concreta, diré que las Cajas, los Bancos y la Administración se pasan, sobre todo a los inmigrantes, por el forro del zapato. ¡Pero la cosa no queda ahí! Sino que estos vienen a mí para que les haga los trámites puesto que están ya mareados a causa de lo mal que los tratan y la indiferencia hacia sus problemas que demuestran los trabajadores de esas instituciones, y entonces me pongo en marcha y soy yo la que se las ve y se las desea para que todo se solucione.

Sin ir más lejos, esta mañana he realizado 7 llamadas a una nueva agrupación de cajas muy conocida. En ninguno de los 7 casos me han atendido con competencia por lo que solo me queda ir en persona. He recibido respuestas desde: "Es que estamos muy agobiados con la fusión", hasta "esque la centralita es complicada y no encuentro como pasarte con la extensión que me pides"... ¿Qué os parece? Yo he optado por echarme a reír pero... os aseguro que mi cliente no se está riendo tanto porqué el problema en el que lo ha metido esta Caja es muy grave y lo tienen viviendo en una situación indigna solo porqué están agobiados con la fusión y son unos incompetentes.

Me desespero cuando llamo a una empresa muy importante de suministros eléctricos para arreglar una incidencia y nadie sabe nada... ni de qué hablas, ni quien es tu cliente, ni cómo arreglar el asunto... tal vez el error es mío por suponer que tras años en funcionamiento, mucho dinero ganado y mucho renombre en el mundo entero, lo mínimo es que sean competentes y diligentes. Veo que una cosa no va ligada a la otra.

Y qué decir de la Administración... ¡a ellos qué les cuentas de si quieres traer a tus hijos de Mali y necesitas un certificado determinado! ¡Pero si a ellos tu hijo y tú les dáis igual! ¡Anda y vete para la siguiente ventanilla y vuelve a explicarlo todo como puedas con el catalán o castellano que hayas aprendido en los 3 años que llevas viviendo en nuestro país y que te aguante tu madre! Así es como veo yo que se trata a muchos (nunca generalizo, pero sí a muchos) de los inmigrantes que requieren del servicio de sus Ayuntamientos o de otras instituciones para diversos trámites.

¿Que eres marroquí y no hablas apenas catalán o castellano y vas a alquilar un piso propiedad de una Caja? El contrato SOLO en catalán y sin intérprete. Si quieres firmar, firma. Si no, vive en la calle.

Ay de verdad, hoy estoy muy indignada con la poca consideración que muchas personas que trabajan cara al público o en departamentos de solución de incidencias tienen hacia los perjudicados.

Mi receta: mucho sexo y mucho all bran. A ver si entre las dos cosas os suavizáis un poco y sonreís al ciudadano, que sonreír es gratis, ¡¡¡narices!!!

Y por favor, que alguien le enseñe al muchacho ese como funciona una centralita... y antes del jueves, que es el día que tengo que volverlo a llamar...

Mucho ánimo a todos los que a diario os véis ninguneados por quienes tienen la sartén por el mango. ¡No desfallezcáis porqué al final se consigue!

Laia García aliaga

lunes, 10 de octubre de 2011

La ética.



Hoy, gracias a mi reciente iniciación en el estudio de la psicología, me he visto inmersa en el mundo de la ética.

¿Qué es la ética?
(Extracto del primer capítulo del libro "Ética del psicólogo", de mi profe, Andrés Chamarro Lusar).

La parte de la filosofía que estudia los fundamentos de la moralidad de los actos humanos, es decir, aquellos en virtud de lo cual éstos pueden ser considerados buenos o malos. La ética también designa el conjunto de valores que gobiernan la conducta individual y colectiva, los cuales orientan a las personas y a los grupos a comportarse de acuerdo con lo que se puede considerar "el bien" o "el mal".

(...)

La palabra "ética" muchas veces se ha confundido con la de "moral", que hace referencia a la manera como las personas ponen en práctica sus criterios éticos.

(...)

Los principios éticos universales son: la justicia, la libertad, la honestidad y la verdad.

_.-._.-._.-._.-._.-._.-._.-._.-._.-._.-._.-._.-._.-._.-._.-._

Cuánto más profundizo en el estudio de esta materia, más vueltas le doy a por qué no todos los humanos entendemos de la misma forma esos cuatro principios éticos universales.

1. La justicia: para mí uno esencial con el que trabajo a diario. ¿Cómo puede alguien ver justa la existencia, por ejemplo, de zoológicos, acuarios y circos donde usan animales no humanos? ¿Cómo puede alguien ver justo el desahucio de una família que vive una situación límite y no ha podido pagar la hipoteca? ¿Cómo puede alguien ver justo que por ser inmigrante las compañías de suministros, los bancos y cajas e incluso la propia Administración se desentiendan de tus necesidades?

2. La libertad: algo sin lo que yo no puedo vivir. Libertad a la hora de pensar, de hablar, de decidir, de actuar, de amar... siempre que esto no perjudique "objetivamente" a terceros. No soy capaz de entender por qué hay quienes consideran que una persona no puede amar a otra de su mismo sexo, casarse con ella y vivir felices como cualquier pareja heterosexual. No entiendo por qué hay quien cree que ser testigo de jehová es motivo de burla. Me cuesta ver los motivos que llevan a alguien a considerar catalanista de mierda a quien no quiere una monarquía o fascista de mierda al que lleva la bandera de españa como pegatina en su coche.

3. La honestidad: ser honesto con el mundo que te rodea pero, sobre todo, contigo mismo. Ser sincero incluso cuando nadie te pide opinión, si crees que esa opinión puede beneficiar al que va a recibirla. Ser honesto con tu pareja, con tus hijos, con tus amigos, con tus compañeros de trabajo, de estudio... engañar no trae nunca nada bueno. La mentira siempre atrae dolor. Intenta no regalar dolor.

4. La verdad: imprescindible, salvo en casos contados. ¿Quién no ha mentido para proteger a un ser querido alguna vez? Salvo este supuesto, bajo mi punto de vista, la mentira no cabe en alguien con una ética pura.

Ojalá todos compartiéramos la misma ética y así habría menos humanos y otros animales sufriendo por nuestra culpa.

Os deseo una buena ética a todos.

Laia García Aliaga